Mi Sor. Carta a Sor Juana Ines de la Cruz

sor juana

Mi querida Juana:

Aun me río a carcajadas de recordarme la ultima vez que apareciste. Si no fuera por que me despertó la carcajada, hubiese pensado que estábamos en verdad en ese patio. Brindando con Teseo y encontrando maneras para llegar al corazón de Ariadna y de Fedra. Las cosas que se te ocurren Juana!

No cabe duda que en los sueños todo se puede y todo se vale. Hasta que una monja y una mujer como yo, se reúnan a tomar una copa.

Cada vez que te escribo, siempre apareces por las noches en mis sueños. Prefiero estar dormida y charlar contigo, que despierta y tener que lidiar con el simpático de mi marido, mis mocosos llorones, mi santa suegra y hasta con el perro del vecino.

Entiendo como fue que te hiciste monja. Siendo tan inteligente, la verdad que no te quedaba de otra. Te felicito. Si no lo hubieras hecho habrías acabado como yo. Entre vestir santos y desvestir borrachos, hiciste la mejor elección. Sera que todavía tienen cupo en el monasterio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s